Cultura Folk en Imágenes

Leyenda: La Guitarra Criolla


Como ya sabemos la guitarra ha sido no sólo la gran aliada sino también, en muchas ocasiones, la única compañía del gaucho nómade que vagaba libre y solitariamente.
Era a través del rasgueado de las cuerdas de este instrumento que él podía canalizar, en forma de melodiosas notas, sus emociones… a veces alegres… a veces tristes.
La guitarra, como todo en nuestro folklore, posee varias versiones de leyendas que nos narran el origen y el por qué de su creación…

Cuenta la gente que en un ranchito ubicado en la soledad de las sierras vivía un gaucho con su mujer. A pesar de la humildad de su casa poseían la alegría de los hogares bien constituidos.
 
Su vida se desarrollaba calmadamente, sin ningún tipo de sobresaltos. Pero esta tranquila paz se vio rota una tarde cuando se presentó, ante la modesta morada, un forastero de mala vida quien aprovechando la ausencia del gaucho, que se encontraba desarrollando las tareas del campo, quiso conquistar el amor de la mujer.
 
Ésta se resistió con todas sus fuerzas y dando gritos desesperados para pedir ayuda a su marido, trenzose en lucha con el criminal. El gaucho alarmado por los pedidos de auxilio de su mujer emprendió su regreso presuroso montando su caballo.
 
Mas su volver fue tardío pues al llegar a su rancho encontró caída en el suelo a la desdichada mujer herida de muerte por un puñal y el mal hombre que causara tal irremediable daño había logrado escapar.
 
El pobre gaucho acongojado por la situación sintió su pecho oprimirse y tristemente abrazó con ternura el cuerpo de su compañera, que ya había partido para encontrarse con Dios, hasta quedarse dormido.
 
Dios se apiadó de él y al día siguiente encontró al despertar entre sus brazos un instrumento cordófono de formas ondulantes como las caderas de una mujer.
 
Desde aquel momento no está solo. Tiene la compañía de la fiel guitarra criolla con la cual canta las penas y sentimientos del recuerdo de su amada.

0 comentarios:

Publicar un comentario